domingo, 25 de enero de 2015

Pasta verde

Hola estudiantes y no tan estudiantes
Volvemos otra vez con nuevas recetas comenzando como no, de con una comida fácil y muy saludable. Se trata de un plato sencillo, basado en los sabores de las espinacas y el maíz, que combinan de una manera muy grata, más de lo que a simple vista parece.
Para hacer este plato comenzaremos echando agua a calentar con un chorrito de aceite y una pizca de sal. Cuando arranque a hervir abocaremos la pasta y la dejaremos unos 10-12 minutos para que se haga según nuestro gusto.
Mientras que la pasta se cuece, picaremos una cebolla y la echaremos en una sartén aparte con dos cucardas soperas de aceite. Tras que se caliente el aceite echaremos la cebolla para que adquiera un tono dorado. Cuando llegue a este tono abocaremos las espinacas congeladas (observar en el embase que se puedan hacer en sartén, que no requieran como único método de hacerlas el hervido) y pizca de sal, tampoco mucho ya que el maíz que echaremos será dulce. Removiéndolas unos 5-10 minutos hasta que se suelten y se vean hechas. Mientras que se están haciendo recomiendo que se especien con sal de ajo, le dará un grato sabor. Tras esto abocaremos la pasta y removeremos para que se comparta con esta el sabor de la verdura. Tras darle unas vueltas emplataremos  y como fin abocaremos el maíz dulce dándole un perfecto y nuevo sabor a nuestra mesa. Y ahora amigos a disfrutarlo ;)

Ingredientes (2-3 personas)
- Pasta 300 gr
- Espinacas 200gr
- Maíz dulce 100 gr
- Una cebolla pequeña
- Sal de ajo
- Aceite y sal