jueves, 4 de septiembre de 2014

Salsa Mediterránea

Buenas vacacionales estudiantes y no tan vacacionales.
En verdad este plato es un tomate frito de toda la vida :), aunque al añadirle alimentos tan nuestros no he podido evitar ponerle este bonito nombre. Lo he tratado de salsa ya que mezcla muy bien con cualquier tipo de pasta, arroz o ya sea para mojar una carne sosa o para complementar un pescado (Aunque solo sigue siendo un bocado apetitoso).
En primer lugar comenzamos poniendo a calentar aceite (La mitad de un dedo meñique de aceite en la sartén), tras que este alcance una buena temperatura, añadiremos el pimiento cortados en tiras, como muestra la imagen. Lo dejamos a fuego lento para que se haga suave y el aceite absorba el sabor y sobre todo no le echéis sal, mas tarde se le añadirá.
Tras que los pimientos hayan perdido solidez, los retiraremos de la sartén y ya fuera los dejaremos con sal mientras que seguimos con el plato, así no se adulterar ningún sabor.
Después  le añadimos al aceite cebolla picada y en este caso si le echamos sal, la mejor manera de hacer la cebolla es darle un poco de fuerza al principio y tras pocharla le reducimos el fuego, para que se disuelva un poco. Ahora le añadimos una pocas olivas negras cortadas por la mitad (la otra parte se las añadiremos al echar el tomate) al aceite, este paso es solo recomendable a los amantes de la aceitunas. Tras darle unas vueltas a las olivas añadiremos el tomate triturado de bote o rallado de tomates naturales, mi consejo es el segundo, pero dependiendo de cuánto tiempo tengamos os puede venir mejor, el triturado que también estar muy bueno.

Al abocar el tomate, terminaremos de echar las olivas negras cortadas que no hemos echado antes y especiaremos con albahaca y  orégano, que al igual que los ingredientes son muy nuestros y con un olor inconfundible Ahora lo taparemos y le daremos un poco de potencia a fuego medio para que se vaya haciendo, cada cinco minutos le daremos una vuelta a la sartén y lo tendremos al fuego durante unos 10-15 minutos según veamos. Ahora probaremos el tomate y si lo encontramos amargo, usaremos un poco de azúcar que nos vendrá bien para reducir esa acidez.
Cuando le demos la primera vuelta (A los 5 minutos) devolveremos el pimiento a la sartén que se nos habrá salado poco a poco.
Al pasar estos 10-15 minutos, retiraremos la sartén del fuego y lo dejaremos reposar  tapada durante unos 5 minutos para que el tomate absorba el líquido y coja la textura perfecta.
Tras esto ya tenemos nuestra Salsa Mediterránea, para acompañar, completar o servir al plato :)

Ingredientes para 2-3 personas:
- Tomate triturado 400 gr ó 6-5 tomates rayados
- 4-3 pimientos verdes
- 1-2 cebollas
- Olivas negras 160gr escurrido
- Albahaca y Orégano
- Aceite y Sal